Articles Gatos pintorescos
 

Entrada
La Web
Bitassa
E-Mail

 
¿La cuesta de enero te pareció un puerto de montaña de primera categoría?. Ningún problema, solo tienes que trabajar más horas. ¿Qué ya no te queda tiempo ni para cepillar al gato? . Pues ponlo a trabajar. Con un poco de suerte, podrás contratar un peluquero privado.

El gato es un animal cariñoso, hace compañía, es limpio, digno y como decía Perich "me gustan porque no hay gatos policía". Y es verdad, no los hay, pero lo que es gatos pintores, muchos más de los que piensas. El talento creativo de estos animales es un misterio que se vende y discute en la Red; los gatos tienen fama de ser reservados y ellos no soltaban prenda hasta que alguien puso a su disposición un poco de pintura acrílica perfumada con sus aguas menores --las de la mascota, por supuesto--.

El asunto no es broma, algunos cuadros se han vendido por unos 8.000 dólares (más de un millón de pesetas) y el libro "Why Cats Paint" (http://www.netlink.co.nz/~monpa/Book_Review.html), publicado en julio de 1984, fue un best seller sólo tres meses después del lanzamiento. Mas tarde se tradujo al Alemán, Castellano, Francés, Italiano, Portugués, Holandés y Japonés. En cada hogar puede haber un gato y cualquier felino es un artista en potencia. Además de vestir las paredes desnudas del pasillo, puede proporcionar ingresos pingues a su mecenas --si, mecenas, los gatos no tienen amo--. Desconocemos si quienes han dado con el filón tienen gato y mucho menos si éste pinta, pero hay que reconocer que han sabido explotarlo al máximo: Calendarios, láminas, tarjetas, pósters, camisetas, despertadores, cojines y pijamas que tienen los gatos pintores como protagonistas, están a la venta.

Si tienes gato, estarás preguntándote si él es capaz de pintar. Quizás la primera reacción sea preparar, directamente, un poco de pintura que despierte los instintos del animal --no entraremos en los pormenores de cómo hacerlo; ya te espabilarás con el cajón de la terraza--. En el caso de que no quieras pasar por la húmeda experiencia en vano, lo más prudente es no hacer nada sin antes saber si tu gato es o no un artista. En http://www.netlink.co.nz/~monpa/Creative.html encontrarás cuatro ilustraciones. "Las hemos reproducido de modo que usted pueda sostener su gato cara arriba a la pantalla y conseguir una idea de su capacidad estética observando sus reacciones ante las imágenes". La posición es importante, ni lo pruebes con la mascota cara abajo... en el web ya hay ilustraciones al revés. Observa sus reacciones, por ejemplo, un gato artista al ver la imagen del perro debería tocar el cristal del monitor con su patita. Los artistas son así.

Solo un 0,001% de los gatos domésticos son artistas y lo más frecuente es llegar a la desoladora conclusión de que nuestro gato, de mirada aparentemente tan inteligente, en realidad es un negado para el arte. Aun y así, a pesar de la cruda realidad, muchos no desisten.  En este caso, lo más probable es que el mecenas acabe suplantando al gato  --en lo que a su faceta artística se refiere--. Si un gato puede hacerlo, ellos también. Los humanos somos capaces de pintar únicamente motivados por cosas tan terrenales como ganar dinero; sin perfumes adicionales de orígen y composición natural ni otros estímulos que hacen tan valiosa la creación animal. Para no caer en el engaño de las obras falsas, en este web encontrarás un test: http://www.netlink.co.nz/~monpa/Fakes.html. De las nueve ilustraciones, tres son falsas y debes averiguar si el autor es un gato, una persona o peor aun, un perro. Al enviar las respuestas, no aparece la solución y solo informan de aquello que contesta la mayoría. Las solución estará a la venta próximamente en el "MONPA journal" (MONPA es el acrónimo de "The Museum of Non-Primate Art"). Y, como no, el peor cuadro de todos, el mas feo, es el más que personas piensan que está pintado por un perro.

El propietario de Moose tuvo suerte. No se trata de un gato de ninguna raza especial, comprado en la tienda de un especialista. "Fue rescatado del ático de una capilla para bodas en Las Vegas". Descubrir que se trataba de un artista, tampoco fue difícil: "Además de su apetito ilimitado, descubrí rápidamente que Mosse tenía otros talentos. Uno es su destreza de caminar por la pintura cuando estoy pintando. Decidimos rápidamente que él debía tener su propia pintura y papel para pintar". Sus obras están a la venta en el web (http://bearing.com/catsmeow/moose.html) y los precios oscilan entre los 110 dólares de un cuadro enmarcado y los 40 de uno sin enmarcar. También acepta encargos a medida.

Cada vez que mires a tu gato preguntándote si el es un artista, piensa en ti. No lo dejes todo en manos del animal; el propietario también es importante. Con un gran maestro a su lado, ¿Hasta donde pudiera haber llegado el gato de Miró, Picasso o Van Gog? ¿De qué sería capaz el gato de, por ejemplo, Tàpies?. Al observar su obra, la pregunta es inevitable: El amasijo de alambres en el terrado de su Fundación ¿Es un ovillo de lana tras pasar por las garras de un gato?. El tema de los gatos artista promete ser apasionante y a la vez controvertido. 

 

 

[ Entrada | Articles | Bitassa | E-Mail ]